martes, setiembre 20, 2005

POEMA "LA MALETA" de Pedro Lezcano




Ya tengo la maleta,
una maleta grande, de madera:
la que mi abuelo se llevó a La Habana,
mi padre a Venezuela.
La tengo preparada: cuatro fotos,
una escudilla blanca, una batea,
un libro de Galdós y una camisa
casi nueva.
La tengo ya cerrada y rodeándola
un hilo de pitera.
Ha servido de todo. Como banco
de viajar en cubierta,
y como mesa y, si me apuran mucho,
como ataúd me han de enterrar en ella.
Yo no sé dónde voy a echar raíces.
Ya las eché en la aldea.
Dejé el arado y el cuchillo grande,
las cuatro fanegadas de la vieja...
- La hostelería es buena, me dijeron.
Y cogí la bandeja.-
Si señor, no señor, lo que usted mande,
servida está la mesa...
Yo por vivir entre los míos hago
lo que sea.
Vi a las mujeres pálidas del norte
arrebatarse como hogueras
y llevarse las caras como platos
de mojo con morena,
tanto que aquí no dejan ni rubor
para tener vergüenza...
Vi vender nuestras costas en negocios
que no hay quién los entienda:
vendía un alemán, compraba un sueco,
¡y lo que se vendía era mi tierra!
Pero no importa, me quedé plantado.
Aquí nací, de aquí nadie me echa.
(Hasta que el otro día lo he sabido,
y he hecho de nuevo la maleta.)
He sabido que prontovan a venir de afuera
técnicos de alambrar los horizontes,
de encadenar la arena,
de hacer nidos de muerte en nuestras fincas,
de emponzoñar el aire y la marea,
de cambiar nuestros timples por tambores,
las isas por arengas,
las palabras de amor por ultimátums,
por tumbas las acequias...
Si se instalan los técnicos del odio
sobre nuestras laderas,
los niños africanos, desvelados
bajo la lona de sus tiendas,
mirarán con horror las siete islas,
no como siete estrellas,
sino como las siete plagas bíblicas,
las siete calaveras
desde donde su muerte, y nuestra muerte,
indefectiblemente se proyectan.
Yo por mi partecojo la maleta.
La maleta que el viejo
se llevó a las Américas
en un barquillo de dos proas,
¡Qué valientes barquillas atuneras!
Tienen dos proas, una a cada lado,
para que nunca retrocedan.
Vayan a donde vayan siempre avanzan.
¿Quién dijo popa? ¡Avante a toda vela!
Y yo...voy a marcharme, reculando.
Voy a dejar que crezca
sobre esta tierra mía
toda la mala hierba.
Voy a volver la espalda al forastero
que vendrá con sus máquinas de guerra
para ensuciar de herrumbre las auroras,
de miedo las conciencias...
Pensándolo mejor, voy a sacarde la vieja maleta
el libro, la escudilla, la camisa,
la batea,voy a pintar y a barnizar de nuevo
su gastada madera,
voy a quitarle el hilo y a ponerle
la cerradura nueva.
Y con ella vacíame acercaré a la Isleta,
y al primer forastero de la muerte
que llegue a pisar tierra
se la regalo, para siempre suya,
y que la use y nunca la devuelva.
¡No quiero más maletas en la historia de la insular miseria!
Ellos, ellos,que cojan ellos la maleta.
Los invasores de la paz canaria
que cojan la maleta.
Los que venden la tierra que no es suya
que cojan la maleta.
Los que ponen la muerte en el futuro
que cojan la maleta¡
Que cojan la maleta,
que cojan para siempre la maleta!

11 comentarios:

jovicab dijo...

Me encanta este poema

black jack dijo...

yo tenia pensado ir este año para canarias de vacaciones,entoces decidí hechar un vistazo antes por internet,pero visto lo visto,creo que me voy para valeares, que allí no me dan maletas,me dan comida y alojamiento,aunque yo pensé que era mentira lo que escuchaba comentar al resto de la gente de los canarios,pero estoy verificando que es cierto que no quieren turismo peninsular.

ShiOkami dijo...

Éste poema no va de que no queramos turismo peninsular, sino que habla de lo mal que se pasó durante los años en los que venían los extraños a la isla, y de la gente que tuvo que emigrar, al igual que lo habían hecho sus abuelos.

Y de todas formas, no se puede juzgar a todo un colectivo por un solo poema.
Porque entonces yo podría decir que ustedes, los penínsulares, no saben escribir 'Baleares' correctamente; y largarme tan fresca.

Hablando del poema.
De pequeña, solía escuchar una cinta de Pedro Lezcano con esta grabación.
Al leerlo, aún recuerdo las pausas que hacía, y el tono de su voz. ¿No es raro?
Me encanta este poema.

Soq dijo...

black jack, por favor, no seas bruto.

Si aprendes a leer, verás que no se trata del turismo peninsular... ni de ningún tipo de turismo.

Se habla de nuestros antepasados que tuvieron que emigrar, de como se amoldó una generación (o dos!!) al sector terciario (que gran parte de la economía canaria vive de ella).

Así que, echa un vistazo y no te vayas para Baleares (islas preciosas) y disfruta de Canarias... descubre la Isleta... ese lugar del que habla Pedro...

Disfruta de todo... pero no te quedes con lo meramente subjetivo.

Sergio dijo...

Ay Black Jack, Black Jack........mejor que hagas la maleta y te vayas a "Valeares" a jugar al Black Jack. Y de paso cógete un profesor de lingüística.

Paco dijo...

Bonito poema que habla no solo de la época en que tuvimos que emigrar, sino de la época actual en que se ha destrozado nuestras islas y nuestras raices con el turismo. Pero no le podemos echar la culpa a los turistas, sino a los propios canarios que son los auténticos artifices del deterioro, por un enriquecimiento rápido a costa de lo que sea, ya que somos un pueblo ignorante y aplatanado.

Blanqui dijo...

Black Jack, ¿"hechas" un vistazo por internet y decides irte a "Valeares"? Me parece bien. De todas formas vuelve a leer el poema de Pedro Lezcano, todo el mundo no lo capta a la primera, es normal. Pienso que este hombre fue un visionario de lo que hemos vivido en nuestras amadas islas ( y muy concretamente en Gran Canaria) con la especulación del suelo y el poco amor por su tierra demostrado por los políticos que hemos tenido que soportar a lo largo de varias décadas. Y lo más triste, hay cosas que ya no tienen solución. Ayer comentaba con una amiga que esta isla podía haber sido un paraíso, de norte a sur, pero la costa norte ya está destrozada de por vida,y el sur...pobre sur. Saludos a los bloggeros. Me ha emocionado el poema.

kanarion al dijo...

NO SE DONDE HAS OIDO TU O DICES POR DECIR QUE AQUI NO QUEREMOS TURISMO PENINSULAR,DEBERIAS PRIMERO MIRAR BIEN Y ASESORARTE O SI ERES DE BALEARES DEJAR DE PONER PUBLICIDAD ENGAÑOSA,LISTO

Alfonso M dijo...

Que conste que este poema se compuso cuando fue el referendum por la entrada de Canarias a la Otan, y que el pueblo canario votó no ... y como hemos visto, dio igual.

leugim dijo...

Sí, black jack, coge La Maleta... En Canarias no necesitamos más gente absurda e inculta... ¡con la que ya tenemos, nos sobra!

Gustavo Lopez dijo...

Yo no sé en qué parte del texto ha visto el simplón este, que no queremos a los peninsulares.
No es lo mismo un peninsular que un godo, la diferencia está en que el godo no tenía cultura y puede ser que este sea de los que quedan de aquellos godos.